Uno de los mayores retos para quienes tienen hipoacusia es seguir las conversaciones en sitios ruidosos como restaurantes o en reuniones, incluso para aquellos que usan audífonos. Sin embargo, un reciente estudio arrojó que se puede entrenar al cerebro para mejorar esta realidad.



Se trata de una investigación titulada “El entrenamiento audiomotor perceptual mejora la inteligibilidad del habla con ruido de fondo”, que fue publicado en la revista Current Biology a finales de 2017. Esta halló que las personas mayores con pérdida de audición pueden triplicar su entendimiento de palabras en situaciones ruidosas entrenando con un juego personalizado de monitorización de audio.

El estudio incluyó a 24 personas mayores, todos presentaban pérdida de audición de leve a severa y habían llevado audífonos en promedio siete años. Ellos fueron separados de forma aleatoria en dos grupos: un grupo jugó al juego de entrenamiento del cerebro, y el otro fue un grupo placebo de control que jugó a un juego que desafiaba la memoria auditiva, y que no estaba destinado a ayudar con la inteligibilidad del habla.

Después de participar en la iniciativa, las personas descifraron 25% más de palabras en situaciones con altos niveles de ruido de fondo. Se descubrió que el entrenamiento triplicó el beneficio de los audífonos en el procesamiento del habla en situaciones ruidosas. Esto implica que podían filtrar mejor el ruido, y distinguir entre su interlocutor y las distracciones del ambiente.

Estos hallazgos subrayan que entender el habla en situaciones ruidosas es una actividad del cerebro en su conjunto, y no está solamente gobernada por el oído”, finalizó Daniel Polley, investigador del departamento Eye and Ear de la Facultad de Medicina de Harvard en Massachusetts, Estados Unidos.

Con información de Science Daily